Skip primary navigation

NOTICIAS JAGUAR

Julio 15 2014

EL NUEVO JAGUAR XE - DESCUBRE SU NUEVA TECNOLOGÍA

Jaguar desvelará la última incorporación a su familia de berlinas deportivas, el Jaguar XE, en un acontecimiento repleto de celebrities que se celebrará en Londres el próximo 8 de septiembre. El evento marcará la presentación de un automóvil, diseñado para disfrutar de la conducción, que redefine el concepto de berlina deportiva, un segmento que Jaguar creó hace más de 50 años con el emblemático Mark II.

Jaguar introducirá unos niveles de innovación jamás vistos en este segmento gracias a su experiencia en construcción ligera y a una sofisticada tecnología de chasis, a los que se sumaran la nueva familia de motores Ingenium diseñados, desarrollados y fabricados en el Reino Unido. Con una estructura completamente nueva y fabricada íntegramente en aluminio, el XE combina un impresionante rendimiento, conducción ágil y respuesta precisa de la dirección con excepcionales niveles de refinamiento.

Mike Cross, Chief Engineer of Vehicle Integrity, declaró: “Jaguar siempre ha destacado por su equilibrio entre una conducción precisa y unos niveles de refinamiento excepcional. El XE es la culminación de todo lo aprendido a lo largo de estos años. La suspensión trasera “Integral Link” ofrece una combinación de conducción excepcional y maniobrabilidad impecable, incomparables en este segmento. Estamos cumpliendo el objetivo de ofrecer un vehículo que supere con creces a nuestros rivales”.

Suspensión trasera Integral Link
Única en este segmento, la suspensión con sistema Integral Link brinda importantes ventajas con respecto a los diseños multibrazo convencionales. Gracias a la elevada rigidez lateral y longitudinal que aporta, la respuesta y la conducción son precisas a la vez que se garantiza una experiencia lujosa y refinada. Muchos de los componentes de la suspensión Integral Link se han realizado en aluminio forjado o fundido ya que son las técnicas de producción más óptimas para obtener una solución robusta y ligera.

Suspensión frontal basada en el deportivo F-TYPE
Montada en un bastidor auxiliar con torretas de suspensión de aluminio fundido, la suspensión delantera de paralelogramo deformable del XE ofrece elevados niveles de maniobrabilidad y agarre en carretera.

Su avanzado diseño se basa en el deportivo insignia de Jaguar, el F-TYPE, e incluye algunos componentes clave diseñados para proporcionar niveles de rigidez a la altura del Jaguar XFR. Con ello se garantiza que el XE cuente con un nivel de agilidad similar y un tacto de dirección firme y preciso. Al igual que la suspensión trasera, muchos de los componentes están fabricados en aluminio fundido y forjado, y algunos de ellos se elaboran incluso mediante un proceso patentado.

El mejor tacto de dirección de su clase
La característica y prestigiosa sensación que aporta la dirección de un Jaguar se eleva a un nuevo nivel en el XE, el primer Jaguar equipado con la última generación de dirección asistida eléctrica.

Nuestros algoritmos de software más recientes permiten un ajuste mucho más preciso que los sistemas hidráulicos y ofrece una sensación de dirección de mejor calidad. La resistencia variable de la dirección, la facilidad para maniobrar a baja velocidad y la capacidad de adaptación a la configuración de Jaguar Drive Control son algunas de las ventajas de la dirección asistida eléctrica, que también permite contar con una amplia gama de prestaciones de seguridad activa y de ayuda para el conductor.

All Surface Progress Control
Los vehículos con propulsión trasera, incluso aquellos que cuentan con los mejores sistemas de ayuda a la conducción, pueden presentar dificultades a la hora de desplazarse sobre superficies muy deslizantes. Por esta razón, Jaguar ha desarrollado una novedosa prestación revolucionaria en su clase: All Surface Progress Control (ASPC).

Desarrollada a partir de décadas de experiencia en sistemas de tracción todoterreno de Jaguar Land Rover, la función ASPC puede gestionar la tracción de forma electrónica, simplificando la conducción para el conductor. El sistema funciona como un control de crucero a baja velocidad capaz de ofrecer una tracción óptima en las condiciones más deslizantes, evitando las pérdidas de tracción y sin necesidad de que el conductor accione los pedales.