POLÍTICA DE COOKIES

Jaguar desea usar cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle información publicitaria personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede configurar o rechazar la utilización de cookies u obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Jaguar C-X75 concept car in white parked in a studio.

ACERCA DE JAGUAR

C-X16 - TECNOLOGÍA INNOVADORA

La filosofía de Jaguar se centra en redefinir las prestaciones y tal y como afirma Adrian Hallmark, «eso es lo que está haciendo Jaguar con la vista puesta en el mañana». El C-X16 es un buen indicador de cómo los deportivos Jaguar del futuro generarán potencia a partir de nuevas y avanzadas tecnologías.

El C-X16 está propulsado por un motor prototipo V6 Sobrealimentado de aleación. Por sí sólo, el V6 abre el camino a una nueva generación de motores mejorados, eficientes y potentes de combustión interna. Pero el prototipo también puede servirse de un motor eléctrico de altas prestaciones inspirado en los sistemas usados en Fórmula 1.

La reducción del consumo significa que el vehículo puede funcionar como un coche eléctrico con cero emisiones a velocidades de hasta 80 km/h y además, es capaz de generar ráfagas cortas de potencia y aceleración de manera constante cuando se demande. Este sistema, más conocido como «Push to Pass», permite al conductor incrementar la potencia del vehículo en 70 kW (el equivalente a 95 CV) en una ráfaga de hasta 10 segundos de duración. En el caso improbable de necesitar potencia adicional, el conductor dispone de una pequeña reserva a la que podrá recurrir con solo pulsar un botón situado en el volante. Gracias a la ausencia de demoras inherente a los motores eléctricos, toda esta potencia está disponible al instante.

Con el fin de conservar la impecable musculatura de la carrocería y mantener un flujo de aire constante a lo largo de los flancos del vehículo, los tiradores de las puertas están perfectamente integrados a ras en la carrocería. Una serie de sensores táctiles accionan motores eléctricos silenciosos que despliegan los tiradores de aluminio mecanizado de las puertas del conductor y del pasajero delantero.