POLÍTICA DE COOKIES

Jaguar desea usar cookies para almacenar información en su ordenador con la finalidad de mejorar nuestra web y enviarle información publicitaria de aquellos productos y servicios que pudieran ser de su interés. Una de las cookies que utilizamos es esencial para el funcionamiento de determinadas secciones del sitio web y ya ha sido activada. Si lo desea, puede eliminar y bloquear todas las cookies de este sitio, aunque de hacerlo es posible que algunos elementos no funcionen correctamente. Para más información sobre nuestra publicidad basada en la actividad online y las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte la sección referente a nuestra política de cookies.

  1. ¿GASOLINA O DIÉSEL?

    Hay una opción para cada conductor

    • Los cambios en la legislación, las preocupaciones sobre la salud pública y la falta de transparencia en las pruebas de emisiones han provocado que muchos se cuestionen el grado de limpieza de los motores diésel y si es la elección adecuada para ellos.

      Es importante saber que los motores diésel actuales son de los más limpios que se han fabricado hasta la fecha.

      ¿Por qué están en el punto de mira los motores diésel?

      Algunos de los gases producidos por los motores de combustión interna están relacionados con problemas respiratorios, esmog y la mala calidad del aire.

      Aunque los motores diésel producen de media menos CO2 que los motores de gasolina, producen más NOx. En los motores diésel modernos se utiliza un líquido para sistemas de escape diésel (DEF), también conocido como AdBlue, dentro de un sistema de reducción catalítica selectiva (SCR) para volver a convertir el NOx en nitrógeno y oxígeno. Desde 2006, todos nuestros vehículos diésel incorporan un filtro de partículas que elimina el 99 % de las partículas de los gases de escape.

      Los motores diésel que cumplen las normativas de emisiones EU6 más recientes cuentan con la tecnología SCR y, por tanto, producen menos NOx y partículas que los motores diésel fabricados antes de que se implantaran dichas normativas.

      Debido al impacto en la salud pública, varias ciudades europeas han anunciado que pondrán en marcha medidas para intentar reducir la contaminación producida por el NOx. En Londres, por ejemplo, se ha introducido la tasa «T-Charge», un impuesto que se añade a la tasa de congestión que ya estaba en marcha para evitar que los vehículos con motores diésel más antiguos circulen por ciertas áreas. Los vehículos con motores diésel que cumplen la normativa EU6 están exentos de abonar esta tasa dadas sus bajas emisiones de NOx.

      A partir de septiembre de 2015, todos nuestros motores diésel de la Unión Europea y el Espacio Económico Europeo cumplen las rigurosas normativas sobre emisiones EU6. Esto significa que nuestros motores diésel son tan limpios que pueden circular libremente por las zonas de emisiones ultrabajas, mientras que los conductores de vehículos que emiten altos niveles de contaminación tendrán que abonar una tasa.

      Nuestro compromiso con la conducción sostenible se ve reflejado en la producción de nuestros motores más limpios hasta la fecha.

      El ciclo de pruebas en vehículos ligeros armonizado a escala mundial (WLTP) es un nuevo método de prueba de laboratorio, introducido en septiembre de 2017, que se ha diseñado para ofrecer datos sobre ahorro de combustible y emisiones de CO2 más semejantes a las cifras reales. Gracias a una nueva normativa sobre emisiones, EU6d RDE, por primera vez se comprobarán los vehículos tanto en la carretera como en el laboratorio, por lo que se obtendrán unos datos sobre emisiones más precisos.

      A partir de septiembre de 2015, todos nuestros motores diésel fabricados para la Unión Europea y el Espacio Económico Europeo llevan instalado un sistema de reducción catalítica selectiva (SCR). Este sistema utiliza AdBlue, un líquido con base de urea que reduce considerablemente el impacto medioambiental.

      Esta tecnología de filtrado, instalada de serie en todos nuestros vehículos diésel, elimina hasta el 99 % de las partículas antes de abandonar la salida de escape.


      ¿Cuál es la diferencia entre un motor de gasolina y un motor diésel?

      Una idea equivocada que se suele tener es que los vehículos diésel son más lentos, ruidosos y caros que los vehículos de gasolina. Sin embargo, gracias a las tecnologías mejoradas de los motores diésel y los avances de ingeniería, la diferencia entre ambos es ahora casi imperceptible.

      El par a baja velocidad que ofrece un motor diésel es ideal para remolcar, ya que permite cambiar de marcha antes y ofrece una potente aceleración.

      La potencia de un motor de gasolina es más suave y ofrece una mayor capacidad de respuesta. Sin embargo, se requiere mayor velocidad para ofrecer el mismo par que los motores diésel.


      ¿Qué motor es adecuado para mí?

      Antes de comprar un vehículo deberías tener en cuenta tus hábitos de conducción. Los motores diésel son más eficaces en los trayectos más largos a velocidades más altas. No obstante, si sueles realizar trayectos más cortos con el tráfico habitual de la ciudad, que te obliga a parar y a reanudar la marcha constantemente, un motor diésel no es necesariamente la mejor opción.

      La alta densidad energética del combustible diésel y la forma en que se libera energía durante la combustión implican que, si conduces 19.000 kilómetros o más al año, con un motor diésel obtendrás un mayor ahorro de combustible. Por tanto, un motor diésel es probablemente la opción más rentable.

      Los vehículos modernos equipados con motores diésel llevan instalado un filtro de partículas diésel (DPF). Este filtro recoge las partículas en el sistema de escape y las quema a altas temperaturas. Los trayectos más cortos, como los recorridos por ciudad, dificultan este proceso. Para aquellos que conducen sobre todo en ciudad, la opción más adecuada es un motor de gasolina, híbrido o 100 % eléctrico.


      ¿Cómo me afectarán los cambios en la legislación relativa al combustible diésel?

      Es probable que en dos o tres años se apliquen costes adicionales a los vehículos con motor diésel que circulen por áreas urbanas, que serán superiores a los costes impuestos en los vehículos con motor de gasolina o combustibles alternativos.

      No obstante, los propietarios de vehículos modernos con motores diésel que cumplan las normativas sobre emisiones EU6 más recientes no tendrán que asumir los mismos costes adicionales que los coches con motores diésel más antiguos y menos respetuosos con el medio ambiente.

      Todos nuestros vehículos con motor diésel vendidos a partir de septiembre de 2015 en la Unión Europea y en el Espacio Económico Europeo cumplen las normativas EU6.


      Resultados hasta la fecha:

      Hemos invertido más de mil millones de euros en nuestra vanguardista fábrica de motores con el fin de desarrollar motores diésel más pequeños y emisiones más reducidas. Estos avances nos han reportado notables resultados. Entre 2007 y 2015 hemos reducido las emisiones de CO2 de nuestros vehículos europeos en un 32 %. Además, entre 2004 y 2016 nuestros ingenieros expertos han conseguido reducir nuestras emisiones de NOx en un 90 %.

      ¿Qué debo hacer ahora?

      Nuestra sencilla guía para elegir tu próximo motor te permitirá tomar una decisión fundamentada según tus hábitos de conducción.

© JAGUAR LAND ROVER LIMITED 2016

Jaguar Land Rover España S.L.U., Torre Picasso - Plaza Pablo Ruiz Picasso, 1 - Planta 42, 28020 - Madrid
Cifras obtenidas a partir de pruebas oficiales realizadas por el fabricante de conformidad con la legislación europea.
El consumo de combustible real de un vehículo podría ser diferente del obtenido en dichas pruebas y estas cifras son para fines comparativos únicamente.

La información, las especificaciones, los motores y los colores que aparecen en esta página web se basan en las especificaciones europeas. Estos pueden variar en función del mercado y pueden ser modificados sin previo aviso. Algunos vehículos se muestran con equipamiento opcional que puede no estar disponible en todos los mercados. Ponte en contacto con tu concesionario local para consultar disponibilidad y precios.