Skip primary navigation
skip.tertiary.navigation
  1. COCHE ELÉCTRICO DE ALTO RENDIMIENTO

    La plataforma íntegramente eléctrica del I‑PACE Concept ha permitido a nuestros ingenieros poder centrarse en sacar el mejor rendimiento posible para este vehículo de cero emisiones.

    • Lo más emocionante del I‑PACE Concept es que ha sido desarrollado desde el principio como un auténtico vehículo eléctrico de batería (BEV).

      Poder ubicar todos estos componentes importantes del vehículo eléctrico (motor, paquete de baterías y ruedas, entre otros) justo donde queremos, nos ha brindado maravillosas oportunidades.

      I-PACE Concept | Coche Eléctrico De Alto Rendimiento

      Trabajando con la misma intensidad, pasión y habilidades que podrás encontrar en el equipo de Jaguar del campeonato mundial de Fórmula E de la FIA, los ingenieros que se encuentran detrás del I‑PACE Concept optaron por instalar dos motores síncronos de imán permanente, compactos y eficientes, en los ejes delantero y trasero.
      «Lo mejor para un coche eléctrico es instalar un paquete de baterías por debajo del piso y dos motores, uno delante y otro detrás de dicho paquete. El motor trasero es mejor para impulsar las ruedas, mientras que el motor delantero es mejor para la recuperación de energía».
      Wolfgang Ziebart, director de diseño técnico de Jaguar Land Rover.
      Con una potencia combinada de 400 CV y 700 Nm de par instantáneo, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en unos 4,2 segundos. Se trata de una impresionante aceleración, comparable a la de un deportivo, que alcanza además de forma segura, a la vez que integra todas las ventajas de la conducción todoterreno gracias al grupo motriz de dos motores eléctricos con tracción total.
    • El I-PACE Concept se ha diseñado para alojar un banco de baterías de ion-litio de gran tamaño para mitigar cualquier problema relacionado con la autonomía del vehículo. Utiliza lo último en tecnología de celdas de bolsa y el paquete tiene una potencia nominal de 90 kWh, mientras que algunos competidores de vehículos de alta gama reconocidos ofrecen tan solo 70 kWh. En términos sencillos, esto significa que el I‑PACE Concept será capaz de realizar trayectos mucho más largos antes de tener que recargar. Se ha calculado que tiene una autonomía de 500 km según el ciclo de prueba europeo. La autonomía se adapta perfectamente a los trayectos diarios de la gran mayoría de conductores, mientras que otros solo tendrán que recargar la batería una vez a la semana.

      Para hacer hueco para este paquete de baterías de gran tamaño entre las ruedas, los ejes delantero y trasero se han desplazado hacia delante y hacia atrás. Como consecuencia, este diseño también libera espacio para el conductor y los otros cuatro pasajeros.
      «Como se trata de un vehículo íntegramente eléctrico, podemos alcanzar un nivel de utilización del espacio nunca visto hasta ahora en los vehículos de este tamaño. La longitud exterior del I-PACE Concept se diferencia de la del Jaguar XE en un milímetro aproximadamente, mientras que la longitud interior (desde el pedal del acelerador hasta el interior del portón trasero) se encuentra entre la de un Range Rover y la de un Range Rover de batalla larga. La batalla mide 2990 mm de longitud, más que el Tesla Model S. Además de un interior de mayor tamaño, esta batalla larga también aporta la ventaja de una conducción estable».
      Wolfgang Ziebart, director de diseño técnico de Jaguar Land Rover.
      El I-PACE Concept se beneficia de un centro de gravedad bajo gracias a que el paquete de baterías está ubicado en una parte muy baja del vehículo. Cuando se combina con la suspensión delantera de horquillas dobles y la suspensión trasera Integral Link, que ofrecen una calidad típica de Jaguar, el resultado es una extraordinaria experiencia de conducción a la que los conductores de Jaguar ya están acostumbrados.
      La ausencia de un motor de combustión en este Jaguar eléctrico significa que tampoco hace falta el túnel de la transmisión que sobresale en el habitáculo de los vehículos normales. Los pasajeros se beneficiarán enormemente del espacio adicional creado por el nuevo diseño de suelo plano y los diseñadores de Jaguar han aprovechado esta oportunidad para añadir compartimentos portaobjetos tanto en la parte delantera como en la trasera del habitáculo. No obstante, con una inteligente distribución de los componentes eléctricos del vehículo, aún hay cabida para un maletero de buen tamaño.