Skip primary navigation
skip.tertiary.navigation
  1. VIAJA AÚN MÁS LEJOS

    Descubre cómo los sofisticados sistemas de gestión térmica del I-PACE Concept ayudan a conseguir una autonomía aún mayor.

    • El control de la temperatura es fundamental en cualquier coche, pero es especialmente importante en los vehículos eléctricos como el I‑PACE Concept y el coche de carreras de la Fórmula E I-TYPE.

      En competición, una gestión térmica efectiva supone que los pilotos puedan competir a mayor velocidad y tener una mayor autonomía en pista. En el caso de los vehículos de carretera, como el I-PACE Concept, los conductores pueden disfrutar de hasta 50 km más de autonomía antes de la siguiente carga.

      I-PACE Concept: gestión del calor

      En el I-PACE Concept es necesario controlar tres temperaturas: la de la batería, la de los motores y la del habitáculo. El sofisticado sistema de gestión térmica del vehículo calienta y refrigera esos elementos de manera individual, y acumula la energía de uno para utilizarla en el resto. Por lo tanto, si el motor eléctrico genera calor, este se utiliza para calentar el interior o la batería, o ambos. Transferir la energía calorífica de esta forma supone que la batería se utiliza menos para la calefacción, por lo que hay más energía de la batería disponible para aumentar la autonomía.
    • «Se trata de un sistema muy sofisticado que permite transferir el calor generado entre estas tres fuentes diferentes».
      Wolfgang Ziebart, director de diseño técnico de Jaguar Land Rover.

      Además de acumular la energía producida por el propio vehículo, el I-PACE Concept cuenta con una bomba de calor que toma aire del exterior del vehículo y lo utiliza para calentar el interior. La bomba de calor gasta muy poca energía para calentar el aire que toma del exterior, incluso cuando la temperatura exterior es relativamente baja. Este aire caliente se introduce en el habitáculo en lugar de usar un calefactor eléctrico convencional, lo que implica utilizar menos energía de la batería para calentar el interior.
      La bomba de calor tiene un impacto considerable. Cuando la temperatura exterior está entre los 10 °C y los 15 °C, el uso de la bomba de calor en lugar de utilizar exclusivamente energía de la batería puede aumentar la autonomía del I-PACE Concept en hasta 50 km.