POLÍTICA DE COOKIES

Jaguar desea usar cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle información publicitaria personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede configurar o rechazar la utilización de cookies u obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Jaguar lleva creando automóviles que estimulan los sentidos más de 80 años. La energía eléctrica no cambia este hecho, simplemente nos ofrece más oportunidades para desarrollar el impresionante rendimiento por el que se nos conoce.

  • BATERÍA

    La batería de 90 kWh del I‑PACE se ha diseñado para proporcionar una larga vida útil y ofrece periodos prolongados de potencia máxima constante. La ubicación de la batería entre los ejes, proporciona al vehículo un bajo centro de gravedad, lo que beneficia la dinámica del vehículo y hace del I‑PACE un automóvil para los amantes de la conducción.

  • I-PACE Motor

    MOTORES

    El I‑PACE incluye dos motores eléctricos síncronos de imanes permanentes integrados con los ejes delantero y trasero. Estos motores proporcionan 294 kW (400 CV) y 696 Nm de par instantáneo disponible. El I‑PACE incorpora tracción total y acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos.

  • I-PACE Transmission

    TRANSMISIÓN

    El I‑PACE no precisa una caja de cambios. Su lema es la simplicidad. JaguarDrive proporciona de forma instantánea una aceleración constante de 0 a 12.000 rpm sin retardo y sin interrupciones por el cambio de marcha.

  • Jaguar I-PACE Driving down a road

    REPARTO DE PAR EN CURVA

    Maximizando la agilidad propia de un deportivo para una mayor sensación de confianza al volante, el reparto de par en curva (Torque Vectoring) ofrece una frenada independiente controlada de las ruedas interiores delantera y trasera para sumarse a las fuerzas de giro que actúan sobre el vehículo. En la mayoría de las situaciones se aplica mayor potencia de frenada a la rueda interior trasera para conseguir un mejor paso por curva, mientras que en la rueda interior delantera el freno se aplica para conseguir mayor eficacia y optimización.

  • Jaguar I-PACE Side while driving

    SUSPENSIÓN NEUMÁTICA ACTIVA

    Al reducir el espacio existente entre el vehículo y la calzada, se mejora el rendimiento aerodinámico y la autonomía. La suspensión neumática activa opcional del I‑PACE baja 10 mm la altura del vehículo cuando se circula a velocidades superiores a 105 km/h durante un largo periodo de tiempo.

  • Jaguar I-PACE Rear

    ADAPTIVE DYNAMICS

    El sistema Adaptive Dynamics ofrece un dinamismo preciso y una calidad de marcha ágil y refinada mediante el análisis de los movimientos del vehículo hasta 500 veces por segundo. El sistema supervisa constantemente la aceleración, la dirección, la actividad del acelerador y la del pedal de freno, así como los amortiguadores de control electrónico para optimizar los ajustes de la suspensión, a fin de ofrecer el equilibrio óptimo entre confort, optimización y agilidad en todo momento.

  • Jaguar I-PACE Configurable Dynamics Screen

    CONFIGURABLE DYNAMICS

    Si optas por el sistema Adaptive Dynamics, el sistema Configurable Dynamics te permitirá personalizar la sensibilidad del acelerador, la dureza de la dirección y la rigidez de la amortiguación del I‑PACE. Selecciona el modo Dynamic para intensificar el carácter deportivo del I‑PACE.

  • Jaguar I-PACE taking a corner

    ADAPTIVE SURFACE RESPONSE

    Partiendo de nuestra inigualable experiencia en sistemas de tracción total, el Adaptive Surface Response (AdSR) analiza constantemente el entorno del vehículo y realiza los ajustes necesarios en el motor y los frenos. Una vez seleccionada la configuración adecuada, el AdSR funciona a cualquier velocidad para ayudarte en condiciones climatológicas adversas y en terrenos difíciles.

  • A wheel driving on multiple surfaces

    ALL SURFACE PROGRESS CONTROL

    All Surface Progress Control es un novedoso y avanzado sistema que te permite programar y mantener una velocidad constante en condiciones adversas como, por ejemplo, en superficies deslizantes. Este sistema funciona entre 3,6 km/h y 30 km/h, lo que te ayuda a concentrarte plenamente en la carretera.

  • Jaguar I-PACE driving down a road

    ARRANQUE DE BAJA TRACCIÓN

    El arranque de baja tracción mejora la capacidad en condiciones de deslizamiento, como hierba mojada, nieve o hielo, y proporciona un control óptimo del par cuando se acelera desde parado. El sistema permanece activo hasta que el vehículo alcanza los 30 km/h y, a continuación, el I‑PACE vuelve al modo de conducción seleccionado de manera suave y continuada.

  • FRENADA REGENERATIVA MEJORADA

    Para maximizar la autonomía, el I‑PACE utiliza un sistema de regeneración de frenos mejorada que recupera casi toda la energía de la frenada. Una vez que retiras el pie del pedal del acelerador, el sistema proporciona una frenada regenerativa, que hace que el I‑PACE reduzca la velocidad cómodamente y, al mismo tiempo, convierta la potencia generada para optimizar la autonomía de la batería.

  • Jaguar I-PACE Braking Screen

    FRENADA CON TRÁFICO DENSO

    Conducir con tráfico denso es más sencillo: con la pantalla táctil del I‑PACE podrás aumentar el nivel de frenada regenerativa. El incremento correspondiente en la desaceleración significa que, en condiciones de tráfico interrumpido, por ejemplo, el control de la velocidad del vehículo es mucho mayor utilizando tan solo el acelerador.

  • The front of a Jaguar I-PACE showing airways

    TOMAS DE AIRE ACTIVAS

    Para conseguir el equilibrio óptimo entre refrigeración y aerodinámica, las tomas de aire activas se abren cuando se necesita refrigerar la batería, pero se cierran cuando no son necesarias para favorecer la circulación del aire.

Descubre tu propia y emocionante combinación de rendimiento, tecnología y estilo de Jaguar.

Cifras de las pruebas oficiales de la UE a partir de las pruebas del fabricante en virtud de la legislación de la UE. Solo para fines comparativos. Las cifras reales y los datos generales de rendimiento del vehículo eléctrico pueden ser diferentes en función de las variables de conducción y ambientales.