ACTUALIZA TU NAVEGADOR

Lamentablemente, este navegador está obsoleto y no es compatible. Actualiza tu navegador para disfrutar de las funciones avanzadas de este sitio.

CLOSE LABEL
    • HUERTOS URBANOS: UNA FORMA SANA Y DIVERTIDA DE MEJORAR EL MUNDO.

      Conducir un eléctrico reduce la huella de carbono. Cultivar tus propias verduras y hortalizas, también.

      Los fans de la sostenibilidad estamos de enhorabuena.


      El mundo evoluciona sin parar. Y lo hace al mismo ritmo que nuestro compromiso con su sostenibilidad. Entre todos estamos reinventando la forma de consumir, de movernos y de alimentarnos. Y un buen ejemplo de ello son los huertos urbanos. Estos huertos ofrecen un sinfín de beneficios que hacen que cada vez más personas se animen a cultivar sus propias verduras y hortalizas. Nos ponen en contacto con la naturaleza, ayudan a reducir la huella de carbono, contribuyen a la economía verde y mejoran la educación ambiental y nutricional de grandes y pequeños.


      Pero, ¿qué son los huertos urbanos?


      Tomates, aguacates, cebollas… ¿Te imaginas poder hacerte una ensalada con tus propias verduras y hortalizas? Ahora es posible hacerlo sin salir de la ciudad porque los huertos urbanos son una realidad y han venido para quedarse.

      Pero lo primero es aclarar qué son los huertos urbanos. Se trata de espacios al aire libre (aunque también los hay interiores) dedicados al cultivo ecológico de verduras, hortalizas, legumbres y frutas. Algunos de los cultivos más habituales son las zanahorias, los pepinos, los pimientos, los tomates, los calabacines o las cebollas. Y si tú eres más de frutas, las fresas, los limones o las moras son algunas de las más fáciles de plantar. Además, en los huertos urbanos también es frecuente encontrar el cultivo de plantas aromáticas como romero, lavanda o tomillo, y hierbas medicinales como la salvia o el aloe vera. Ya lo ves, hay huertos para todos los gustos, literalmente.

      Ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla cuentan hoy en día con un gran número de huertos urbanos en sus calles. Los españoles hemos multiplicado nuestras ganas de verde y, muestra de ello es que, según el informe de la Agricultura Urbana, hemos pasado de contar con poco más de un millar de huertos a principios de siglo a veinte mil a día de hoy. ¡Y el número sigue creciendo!

      «Los huertos son una oportunidad para reconectar con la naturaleza y con nosotros mismos.»

      Paco Roncero

      Son muchos los motivos que explican que los huertos estén de moda en nuestras ciudades: las ganas de volver a disfrutar de actividades al aire libre, de practicar un ocio saludable, de relacionarnos… En definitiva, de reconectar con nosotros mismos y con la naturaleza. Pero estas no son, ni mucho menos, las únicas ventajas que tienen. Sigue leyendo y descúbrelas.

      ¿Conoces todos sus beneficios?


      Los huertos urbanos son saludables para el medioambiente, para la ciudad y, por supuesto, para nosotros mismos.

      Por un lado, la huella de carbono, esa de la que tanto has oído hablar, se reduce cuando aumentamos el consumo de productos de proximidad hasta en un 18 % según un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid. Cuanta menos distancia recorra un producto desde su lugar de origen hasta nuestras cocinas, menos contaminación tendrá que soportar el planeta. Por eso en Jaguar apostamos por una movilidad más sostenible gracias a vehículos híbridos y eléctricos como el Jaguar I-PACE, nuestro primer SUV con 0 emisiones.

      Además, los huertos urbanos ayudan a crear modelos de ciudad más amables, y lo hacen en muchos sentidos. Por ejemplo, aumentan el número de zonas verdes en las ciudades, a la vez que rehabilitan otras zonas en desuso, lo que supone un gran impacto ambiental.

      Y por si no fuera suficiente, los huertos urbanos también tienen beneficios para ti. No solo nos ayudan a conectar con la naturaleza y a escaparnos del ritmo frenético de la ciudad, también fomentan la educación ambiental. Tipos de plantas, cultivos, riegos… los huertos son una rica fuente de enseñanza. Además, mejoran la educación nutricional, tan importante hoy en día. Chefs como Paco Roncero, con dos estrellas Michelin, se apoyan en estos huertos para ofrecer una comida sostenible, sana y, por supuesto, sabrosa.

      Huertos urbanos: están más cerca de lo que crees.


      En Madrid, por ejemplo, los huertos urbanos se han multiplicado por diez en la última década, llegando a contar con más de 80 puntos verdes entre los que se encuentran el huerto Alameda de Osuna, 40 Fanegas y Huerkarral. A raíz de este interés por los cultivos domésticos nació la Red de Huertos Urbanos de Madrid (Rehdmad), como punto de encuentro para los que se dedican a esta actividad en la capital. Si vives en Madrid y quieres unirte a esta red, te contamos sus objetivos: llevar a cabo prácticas ecológicas, optar por la autogestión, mantener el huerto como un espacio público y abierto a la participación de cualquiera que lo desee y, por último, no tener intención lucrativa, sino lúdica y educativa.

      En definitiva, los huertos urbanos son mucho más que una actividad de cultivo: son una auténtica experiencia de conexión con la naturaleza y con otras personas, y tienen múltiples ventajas para la ciudad, para el medioambiente y para nosotros. Así que ya lo sabes: si te planteas tener tu propio huerto urbano, piensa que no se trata solo de plantar una semilla. Se trata de mejorar el mundo.